Las pruebas de la alergia

Las pruebas de la alergia

Y el día para hacer las pruebas de la alergia llegó, fuimos con nervios pero con las ideas claras. Sabíamos que iba a dar positivo al cacahuete si o si.
pruebas de la alergia

A las 9:00 ya estábamos en el hospital, como era nuestra primera vez allí, decidimos ir con tiempo porque ese hospital es enorme y a saber…

En la sala de espera había una zona de juego con algunos juguetes y bastantes cuentos, pero nuestra pequeña humana no quiso jugar porque había varios niños jugando y a ella lo de sociabilizar no le gusta mucho.

A las 9:30 empezamos a ponernos nerviosos porque nos tocaría entrar en cualquier momento (qué ingenuos pensando que iban llamando a la hora que tocaba). Nerviosos porque no sabíamos si le harían las pruebas o no, además los resultados también nos daban un poco de miedo.

Al final mi pequeña humana decidió acercarse a la zona de juegos y jugar un poco. Y digo un poco porque a los 5 minutos de ponerse a jugar nos llaman. Así que empezamos mal. Ya entra a la consulta enfadada porque quería seguir jugando.

En la consulta el médico nos pregunta que fue lo que le pasó la vez anterior y era entonces cuando decidía si hacer las pruebas o no. Nos dice que le harán un test cutáneo para el cacahuete, otros frutos secos y para el látex. Claro, aquí me entró la duda, ¿se las harían este mismo día o tendríamos que volver dentro de otros 2 meses?  Por suerte, las hacen en el mismo día. Nos dijo que saliéramos y que en unos minutos nos llamaría la enfermera para hacerle el test.

Fuera de la consulta estuvimos unos 5 o 10 minutos y dentro empezó el gran drama. La pequeña humana se sentó encima de su padre y una enfermera le agarraba el brazo. Llegados a este punto mi hija ya estaba llorando a mares, pero cuando la enfermera se puso a dibujar unos puntitos con rotulador en el brazo se podían oír los gritos a kms. Después le puso unas gotitas de los alérgenos al lado de cada punto y fue haciendo un pequeño pinchacito en cada gotita. Las enfermeras nos dijeron que no dolía pero yo creo que los gritos de la pequeña humana se podían oír hasta en Australia. ¡Qué exageración!

Después tuvimos que esperar unos 15 minutos fuera de la consulta a esperar si se le hinchaban los pinchacitos y claro nosotros veíamos como se le hinchaba uno mucho y otros un poquito. Ahí empecé a temerme lo peor… ¡alérgica a todo!

Volvemos a la consulta de la enfermera  y nada mas entrar por la puerta mi pequeña humana ya se pone a llorar como si no hubiese un mañana. La enfermera midió cada una de las ampollas y la más grande era la de cacahuete. Cuando terminó nos dijo que volviéramos fuera a que el médico nos de los resultados de las pruebas.

Otra vez fuera, nos ponemos a esperar y bastante. Pero bueno, ya estábamos más tranquilos porque de reojo vimos lo que fue anotando la enfermera: cacahuetes, almendras, avellanas, pipas de girasol, piñones….

Volvemos a la consulta y el médico nos confirma la alergia a los cacahuetes y nos dice que tiene sensibilización a las almendras y a las avellanas, pero que todo lo demás era una reacción tan pequeña que no se tiene en cuenta.

Le preguntamos también si podía comer trazas, y nos dijo que con las trazas lo que hay que hacer es ir probando si le dan reacción o no. La verdad esto no sé si se hace así o no, pero bueno, cuando le de algo con trazas iremos con mucho cuidado.

¿Pensabais que ya nos íbamos para casa? Pues no. Volvimos a la consulta de la enfermera para que nos enseñe como usar la adrenalina en caso de anafilaxia.

Instrucciones
Fuente: cima.aemps.es

Ahora si, nos vamos a casa y nos toca pasar antes por la farmacia para comprar la adrenalina. Cada dosis nos ha costado 18€, hemos decidido comprar 2 una para nosotros y otra para dejar en el colegio.

En unos días cuando tengamos la adrenalina en casa (es que resulta que en la farmacia no les queda y he tenido que pedirla) probaremos a darle alimentos con trazas y a ver que pasa.

Please follow and like us:
error

2 comentarios en “Las pruebas de la alergia”

Deja un comentario