Las cesáreas

Las cesáreas

Las cesáreas como todos sabemos son intervenciones quirúrgicas que se realizan cuando el parto vaginal no es posible. Como curiosidad os quería comentar que las primeras cesáreas surgieron en la antigua Roma, aunque solo se realizaban cuando la madre moría antes de dar a luz y poder así salvar la vida del bebé.

Hoy entrevistamos a Taisa, dejemos que se presente ella misma: 

Soy Taisa, aunque en realidad me llamo Raquel. Soy informática, madre y blogger, vivo en Alemania y me dedico al diseño web, ayudando a más mujeres emprendedoras a despegar sus negocios. Yo me encargo de la parte técnica y ellas a lo suyo. ¿Encontrarme? Por todos lados, es parte de mi trabajo que suelo decir.

Tengo 3 blogs y una web sin blog:

  • Las Aventuras de Taisa, donde hablo de maternidad, bebés, tetas, manualidades y vida en Alemania.
  • Taisa-Designer, donde hablo de temas técnicos para ayudar a las emprendedoras a entender mejor todo el tema técnico y cositas útiles para sus negocios.
  • Bremenianos, que es un blog heredado de información de la ciudad de Bremen. Ahora he juntado un equipo de colaboradoras muy majo, porque entenderéis que no me daba la vida para todo.
  • Además, también he abierto este año un directorio de emprendedoras con la idea de tener un lugar donde mamás y emprendedoras podamos ir a buscar cuando necesitemos algo y así ayudar a otras mujeres, y crear comunidad para ayudarnos unas a otras.

Tu primer embarazo terminó en cesárea, ¿cómo fue?

Fue un cúmulo de circunstancias. Yo de primeras ya empecé a informarme mucho, y leí mucho del tema. Preparé mi plan de parto. Busqué un hospital que fuese en teoría respetuoso…

Pero cuando estaba llegando a término, me dijeron que mi hijo era muy pequeño y delgado, que a ver si no le estaban llegando nutrientes suficientes, y que mejor fuera que dentro. ¿Seguro que no será porque es pequeño por genética? Bueno, mirando a los padres, pues puede ser, así que no os preocupeis. Pero que mejor te inducimos cuanto antes.

Bueno, visto así, pues una se asusta y tira con lo que le digan… Nos vamos a por los bártulos, y volvemos al hospital.

A todo esto, en algún punto comento de dar el plan de parto y me dicen sin mirarlo «uy, no te preocupes, si aquí somos muy respetuosos, no hace falta». Me fío y lo dejo estar.

Me hacen el trámite de ingreso, más monitores, y empezamos el proceso. Ya tirando a la noche. De madrugada empieza la fiesta y yo camino en círculos en el baño de la habitación del hospital, para no despertar a mi marido que dormía en la cama supletoria. Consigo dormir un rato más. Me despierto sobre las 6 de la mañana, que parece que esto coge ritmo.

Me bajan a sala de dilatación (un cuartito pequeñito). Yo con contracciones rítmicas, molestas, pero yo tan pancha. Enchufan la oxitocina. Y yo pues más incómoda, pero sigo tomándolo bien y con calma. Por suerte con monitorización de cables largos y me puedo mover un poquito (el cuarto no daba para mucho). Pelota de pilates. Camilla. Y así pasan las horas.

Deciden romper la bolsa. (Ahora sé que no suele ser buena idea hacer eso). La oxitocina bien fuertecita. Los monitores hacen cosas. Y los médicos y matronas hablan entre ellos. Al final vienen y me dicen «Parece que pudiera haber riesgo fetal, y pensamos que lo mejor será hacer cesárea». Me pienso que es una broma. Pero no. Y me quedo en shock. Empiezan a cambiarme, entubarme, moverme, llevarme, pincharme… ando un poco ida.  Y sola. Me quedo sola.

Ya sabía que el protocolo del hospital era que en caso de cesárea, se puede pedir para que el bebé lo lleven al padre mientras terminan de coserte. No hacen piel con piel con la madre. Así que eso ya asumía sería así.

Mientras me llevan, consigo decirle a mi marido, que te den al niño, y cuídalo mucho. Yo creo que se me caían las lágrimas. Yo no quería aquello.

Sola. En quirófano. Aunque sigo ausente. Noto que empiezan a trastear. No duele, pero noto algo. Nadie me había explicado eso. Y digo «ay». Y ya no recuerdo más.

Me despierto en otro sitio que no conozco. Sola. En una sala con varias camas más. Uno de los peores momentos de mi vida. ¿Qué ha pasado? ¿Está bien el niño? ¿Está con mi marido? ¿Mi familia sabe que yo estoy bien? ¿Cuánto tiempo ha pasado? No podía quitarme de la cabeza que tenía que darle teta a mi hijo antes de dos horas…

Como a varios metros de distancia 3 o 4 enfermeros o matrones o sanitarios hablan entre ellos. Llamo para que alguien vengan y me expliquen. Parece ser que me sedaron durante la cesárea. ¿Por qué? Me fueron dando distintas explicaciones: No saben, me puse nerviosa, no funcionó bien la anestesia… Nadie sabe (Y por cierto, pedí el expediente años después cuando me iba de España y ni siquiera estaba anotado que me sedaron).

No me dejan irme de allí hasta que no se me empiece a pasar el efecto de la anestesia en las piernas. Me esfuerzo como loca en moverlas. Hasta que aceptan llevarme a la habitación y ver a mi bebé y a mi familia.

Por fin me llevan. Traen al bebé. Todo el mundo lo ve antes que yo. Yo. Su madre, fui la última en verle de todos los presentes…

Por fin me lo dan, mi bebé. Y por fin puedo ponerle al pecho. Creo que al final habían sido poco más de dos horas. A mi familia les dijeron que igual tardaba lo menos 6 horas en despertar…

¿Cuál fue el problema realmente? ¿Porqué acabé en cesárea? No hay una explicación clara del todo. Incluso revisando el escaso expediente después con mi ginecóloga aquí.

Sea como sea, me quedé sin mi parto soñado. Y me perdí el nacimiento de mi bebé. Estaba dormida. Y fui la última en conocerle. Y aunque lo conseguí aceptar… sigo pensando que no tendría porqué haber sido así.

¿Cómo crees que se podrían «humanizar» las cesáreas?

  1. Difundir información más correcta y corregir la «sabiduría popular».
    • Para empezar, habría que sacar de la cultura popular que una cesárea es más segura y menos dolorosa que un parto normal. No es así y no sé porqué hay gente que puede creer eso.
  2. Evitar las cesáreas innecesarias.
    • Y obvio, que los profesionales estuviesen también mejor formados. Porque parece que en algunos casos les resulta la opción fácil el hacer la cesárea… tiene cierto sentido, porque es la opción en la que «tienen el control».  Como aquel que dice. Está claro que ellos también llevan su equipaje y no sabemos todo lo que hayan podido vivir.Lo veo un poco como cuando vas por una carretera peligrosa… Yo al menos, prefiero ir al volante, me siento más segura. Pues eso intentan ellos. Y con ello a veces le quitan el volante a la madre… que es la que pierde la sensación de control, cuando más la necesita. Pues deberían apoyar más el parto natural cuando la madre así lo desea, y dar facilidades para ello. Y a la hora de las decisiones, darle a la mujer más poder de decisión y sensación de control.
  3. Un mayor respeto a la mujer:
    • Después de todo el proceso que yo pasé para superar la herida emocional de mi cesárea, y de reflexionar sobre las experiencias que me han contado otras madres, he llegado a la conclusión de que muchas veces el problema no está en el hecho de por dónde salga el bebé… Sino en cómo te sientes tú. Porque también conozco casos de partos naturales, incluso en los que todo va bien, donde la mujer ha quedado tocada. Supongo que es más por eso que por el «por dónde».
    • Y bueno, con esto, ya conseguiríamos el primer paso, que es no hacer cesáreas «porque sí». Y que cuando toque, la mujer sepa que era necesario, o que ha sido su decisión. No se quede con esa duda de ¿Realmente hacía falta pasar por esto? Y esto como digo, aplicaría realmente a cualquier tipo de parto y procedimiento durante el mismo.
  4. No programar si no es necesario
    • Luego, cuando realmente haga falta una cesárea… De nuevo, ver si realmente es necesario programarla. Muchas veces no es necesario y se hace sólo por comodidad. Cuando está demostrado que el iniciarse el proceso de parto y empezar con contracciones de parto es positivo para el bebé y para la madre, porque se desata el cóctel hormonal del parto que ambos necesitan. Y porque la incisión de la cesárea es mejor hacerla cuando el útero está en proceso de parto, y hay menos probabilidad de problemas después.
  5. Permitir que la madre esté acompañada durante las cesáreas
    • También, el hecho de poder estar acompañada… Aquí en Alemania me enteré de que es de lo más normal. De hecho hasta me miraron raro cuando contaba que yo tuve que estar sola y que en España en casi ningún sitio te dejan. Yo ni siquiera pensaba hasta hace unos años que fuera posible! Pero lo es… y ahora pienso que si hubiese estado acompañada, por alguien que hubiese estado pendiente de mi… muy posiblemente NO me hubiesen sedado.
  6. Piel con piel con la madre, incluso en las cesáreas
    • El bebé nada más nace, lo que necesita y busca es el contacto con mamá… Y engancharse a la teta. Te lo ponen aunque sea de lado, y que te ayude tu acompañante. Pero se puede.

Todo esto y mucho más se explica en detalle en el libro de Ibone Olza, ¿Nacer por cesárea? Evitar cesáreas innecesarias, vivir cesáreas respetuosas. Un MUST para un PVDC y no estaría mal que muchas más mujeres lo leyesen antes de dar a luz, o si realmente se plantean una cesárea voluntaria. No es descabellado, cuando ya hay países como Alemania que lo están haciendo (aquí más detalles sobre cómo son los partos en Alemania), también en algunos hospitales en España.

Se supone que hay muchos beneficios para el bebé por ello. Y aunque al bebé «le diera igual»… A la madre no. Conozco muchas experiencias… y con estos detallitos como que se sobrelleva mucho mejor la situación. Así que… Por favor. Sigamos trabajando para que algún día sea posible que todo tipo de parto sea un nacimiento, con una mujer consciente recibiendo a su bebé junto con alguien que la acompañe…

¿Cuánto tardaste en recuperarte? ¿Qué cuidados debemos tener en el postparto después de las cesáreas? ¿Crees que son peores que un parto vaginal?

Tras la cesárea, estaba sondada y no me dejaban levantarme de la cama. Cuando me dejaron, al día siguiente, para ir al aseo… me desmayé.
Sinceramente, diría que pueda ser también debido a otra decisión incoherente de los hospitales de España: No dejarte comer durante el parto. Cuando más energía necesitas… En Alemania, SI que puedes comer y beber.

El dolor de la cicatriz, muy chungo. Buscar postura para dar pecho al bebé los primeros días una odisea (el cojín de lactancia ayuda mucho por cierto). En el hospital hacía calor, y se me resecó la garganta. Toser era de lo que menos ganas pueda tener una en ese momento. Te da la sensación que se te van a salir las tripas.

Tuve la suerte de que dentro de lo que cabe, pasado el desmayo, me pedí unos bollos, y parece que me encontré mejor. Pude manejarme con el bebé, lo ponía con una sábana y así me lo movía de un lado a otro de la cama para darle teta por la noche yo sola sin molestar a nadie. Porque no podía incorporarme fácilmente. Al quinto día, ya recogí la habitación con el niño debajo de un brazo enganchado a la teta. Así que ya digo, sé que tuve bastante suerte.

La cicatriz me la cerraron con unos puntos, que luego tuve que ir a que me quitaran. Se me infectó uno y tuve que estar yendo a hacerme curas, aparte de todas las demás citas que tocan.

Luego recuerdo molestias por bastante tiempo, aunque leves. En mi caso, fue mucho peor la herida emocional que la física. Hay casos que es al revés.

Las cesareas

Lo que sí llevé mal, fue en el segundo embarazo, tenía algo de miedo, porque siempre están los cenizos que te dicen que a ver si se abre la cicatriz. Y hubo momentos, que al vomitar o con las contracciones, me dolía mucho. Y asustaba.

Con la peque que tuve parto vaginal (PVDC), y con episiotomía… y lo prefiero mil veces a la cesárea. Por todo lo que conlleva, pero incluso en cuanto a diferencia de recuperación y dolor. Con la episiotomía y todo, di a luz a las 3am y a las 17:00 estaba en casa con mi familia (aquí si todo va bien puedes pedir el alta rápido y luego ya viene la matrona a verte a casa).

¿Cuáles son los riesgos de las cesáreas?

Es una operación quirúrgica mayor. Te abren entera. Riesgos, un montón.
Infecciones, que no cierre bien la herida de la placenta (ya que naturalmente está preparado para que se cierre gracias a las hormonas del parto y a las contracciones que se producen al amamantar al bebé), riesgos con las anestesias por poner algunos ejemplos. Y luego pueden producirse adherencias de tejidos, Y otra cosa que a veces tampoco se tiene en cuenta… que te condiciona para futuros embarazos y partos.

Para el bebé… una que no se suele saber, es que pueden cortar al bebé al abrir. Puede ser un rasguño o algo un poco más serio. Aparte de perderse el chute hormonal si el parto no había empezado, el paso por el canal del parto que tiene beneficios a nivel del contacto con el sistema exterior, y dicen que también incluso esa presión, el sacarle antes de que sea su momento puede que todavía no estuviese preparado, que afecte si hay separación con la madre…

Y bueno, mi marido dice que no me ralle… pero yo noto cosas en mi hijo… que creo que son debidas a cómo nació y a aquella separación breve.  Aquí además muchas veces intentan valorar de forma muy integral a los niños… y me sorprendió que aparte de en los médicos, tanto para la guardería como en la ergoterapia por ejemplo me hayan preguntado cómo nació el niño. Ya que tienen claro que «algo hay» de diferencia.


Hay mujeres con miedo a un parto vaginal después de las cesáreas ¿qué les dirías para que vayan más tranquilas a la sala de partos?

Lo primero, que encuentren un equipo médico que las haga sentir más tranquilas. Yo tenía pánico a volver a meterme en un hospital. Estuve barajando ir a una casa de partos, lo tenía todo preparado… y al final no pudo ser porque hay ciertas normas, y una de ellas era no tener sangrado. Y yo perdí el tapón con bastante sangre por lo que no pude.

Sin embargo, ya tenía mi plan B un hospital que todo el mundo me había recomendado, y con razón. Allí me sentí genial, y me trataron estupendamente. Como creo que debe tratarse a una embarazada y parturienta. Allí conseguí sentirme tranquila.

Hacer un plan de partos, yo creo que también ayuda. Esta segunda vez lo hice, y vaya que si lo presenté. Creo que hice una versión de 6 hojas, donde hablaba de lo que había pasado, y de lo que quería para evitar que se repitiese. Aunque al final la reduje un poco. Me dio mucha tranquilidad. Y además, las matronas lo leyeron y todas lo sabían.

Y como decía antes, tratar de mantenerse en control de la situación. Si puede ser, llevar a alguien que les acompañe que las apoye para evitar que nadie las avasalle. Al final, lo que importa NO es por dónde sale el bebé.

¿Es posible dar el pecho después de las cesáreas? ¿Es más complicado?

Totalmente posible. Yo lo hice. ¿Más complicado dar el pecho tras una cesárea? Sí. Por un lado como comentaba, por la cicatriz. Porque te cuesta coger al bebé en brazos.

Y el otro factor que puede afectar, es cuánto tiempo te hayan separado de tu bebé. Si no ha habido separación, todo en orden. Si la ha habido, tampoco es el fin del mundo. Pero sí es importante que NO se de ningún biberón al bebé aunque haya que separarlo de la madre, que te pongan en contacto con tu bebé lo antes posible, y tener relax y paciencia. Por lo demás, todo igual.

¿Crees que una mujer debería poder elegir entre cesárea o parto vaginal, o solo se deberían practicar cesáreas cuando el médico lo indique?

Esta es complicada. Personalmente, creo que no deberían hacerse cesáreas innecesarias. El punto es que, lo que pueda ser necesario o no, es cuestión de cada caso concreto. Así que no se puede generalizar.

Ni debe decidir el médico, ni debe decidir la madre desinformadamente.

Si en una situación, ambos deciden, habiéndose informado previamente a la madre de las opciones posibles según el caso, que la mejor opción es la cesárea… pues volvemos al punto anterior, e intentar hacerla lo más humanizada posible.

Os dejo varios enlaces a posts muy interesantes escritos por Taisa:

Si quieres hablarnos sobre algún tema que te identifica no dudes en contactar con nosotros.

Please follow and like us:
error

6 comentarios en “Las cesáreas”

  1. Yo he tenido la suerte de que mis tres partos fueran vaginales. Pero lo que si veo mucho en mi entorno es la creencia de que la cesárea es menos peligrosa que el parto natural. Menos mal que aquí, en el hospital Mateno de Las Palmas, el protocolo es realizar las mínimas cesáreas posibles, y lo se por propia experiencia, ya que mi tercer hijo venía de nalgas en un principio, y todos me decían que me iban a hacer cesárea porque era lo normal, pero en la seguridad social me dijeron que no, que no era así, que a no ser que hubieran complicaciones, iba a ser parto vaginal, y eso sumándole que pesaba 4300k el enano. Gracias a las dos por contar esta experiencia, así ayudáis a muchas madres. Un besazo a las dos.

    • Me alegra mucho saber que empieza a priorizarse el parto natural a la cesárea, es algo que debería ser así en todas partes.

      Muchas gracias por pasar y comentar!

Deja un comentario