Lactancia y autismo. Entrevistamos a Lactando en diverso.

Lactancia y autismo. Entrevistamos a Lactando en diverso.

Hoy entrevistamos a Silvia, madre de un niño con autismo y asesora de lactancia desde 2009. A lo largo de la entrevista hablaremos de como le afectó el diagnóstico autista de su hijo y como la lactancia le ayudó.

¿Quién eres?

Para los que no te conocen, ¿quién eres? ¿A qué te dedicas? ¿Dónde podemos encontrarte?

Lactancia y autismo

Soy Silvia, en las redes me podéis encontrar como Lactando en Diverso. Es el nombre de mi blog y el que uso en mis redes sociales. El nombre del blog es una mezcla de los dos mundos en los que me muevo actualmente: la lactancia y el autismo.

Soy asesora de lactancia y madre de un peque autista que tomó lactancia materna hasta los cinco años y medio. Contra todo pronóstico dejó la lactancia él solo y aunque dejó la teta sigue sin comer apenas gran cosa.

Hago de forma privada visitas como asesora de lactancia a domicilio. Organizo talleres y formaciones, por ejemplo: sobre destete.

Y colaboro y formo parte de una asociación, LactaMater, de formación, información y acompañamiento a familias, desde un punto de vista diverso, no podia ser de otra manera.

Soy facilitadora de grupos de ayuda mutua en la misma asociación.

Por las mañanas, pago mis facturas como responsable de recursos humanos en una entidad del mundo de la salud mental. Soy licenciada en Derecho y me apasiona hablar de Derechos, deformación profesional. 😅

¿Cuándo y cómo descubriste que tu hijo era autista?

Después de ocho años de tortura, incomprensión y directamente discriminación, un gabinete privado por fin puso nombre a todas esas dificultades y problemas que teníamos en casa, en la escuela, en todas partes.

Principalmente lo que nos pasó es que que como casi nadie sabe de autismo y casi nadie sabe de lactancia, la culpa era de la teta. Y así fue pasando el tiempo hasta que dimos con el diagnóstico.

Lactancia y autismo.

¿Qué es ser autista? ¿Qué implica tener un hijo con autismo?

Creo que no te puedo contestar a lo que es ser autista. Esa pregunta se la podríamos hacer a mi peque. Si que te puedo decir que tener un hijo con TEA es muy duro. No por él, para nada. Sino por la falta de comprensión, de apoyo y de recursos. Ha habido temporadas de mi vida que hubiera necesitado alguien en casa codo con codo ayudándonos y formándonos. Al final aprendes tú por tu cuenta. Te conviertes en una experta en el autismo de tu hijo. En tu hijo, al fin y al cabo. Pero el proceso es muy desgastante. Recibes el diagnostico y te estampas contra el sistema. Entras en un mundo paralelo del que no tenías ni idea.

¿La lactancia materna te ayudó? ¿De qué forma?

Mucho. A contener y calmar. A dormir por las noches un poco. Lo mejor que he podido hacer por él y por mi. Una herramienta tan versátil como una navaja suiza.

Lactancia y autismo


¿Crees que te ayudó más que si hubieses elegido dar biberón?

Si. La lactancia materna contiene triptofano que favorece el descanso de ambos. Nuestro peque tiene muchas dificultades para conciliar el sueño y mantenerlo. Toma de forma regular melamil tripto, que es melatonina y triptofano comprado de la farmacia.

Ademas la lactancia materna es nutrición emocional, así que con un peque con tanta ansiedad, la lactancia es de gran ayuda. La contención emocional que consigues con la lactancia no creo que la hubiera conseguido igual con el biberón.

Con todo, si lacté a mis dos hijos y para mi fue mejor que el biberón, fue porque era lo que el corazón me pedía. Cada familia escoge las herramientas que mejor le funcionan.

Signos de alarma

Los signos de autismo pueden aparecer desde los primeros años de vida de los niños, ¿cuáles son los síntomas que deberían llamarnos la atención y hacernos consultar con un especialista?

  • La falta de interacción social. Se habla mucho de la mirada, pero más que la mirada es la falta de interacción. Que le ofrezcas un juego y no te responda.
  • El juego repetitivo, alinear objetos por ejemplo. Por si solo no es indicativo de nada, todos los niños juegan a alinear objetos. El problema es cuando no sabe jugar a otra cosa, cuando no desarrolla juego simbólico.
  • El lenguaje es otra señal de alarma, empiezan a hablar y dejan de hacerlo o nunca empiezan.
  • Las obsesiones, los rituales, las repeticiones.
  • Las explosiones emocionales destacan por su fuerza e intensidad y se alargan en el tiempo más de lo que es habitual.
  • Los hitos en el desarrollo habitual de los niños y niñas siguen un camino diferente cuando hablamos del autismo.

Un consejo que les digo muy a menudo a las madres que vienen a los grupos de apoyo es que apunten en una libreta todas cosas que su peque vaya haciendo. La fecha y la situación. La primera vez que ruedan sobre sí mismos, que gatean, caminan. La primera palabra, la sonrisa social, todo. Es una base de datos valiosísima para los profesionales de la salud y un bonito recuerdo para toda la familia.

Algunas de mis lectoras están preocupadas porque el lenguaje de sus hijos no arranca ni socializa. Actualmente se encuentran en manos de expertos en atención temprana, pero están muy preocupadas, ya que presentan varios síntomas de un posible TEA ¿Qué les dirías?

Que respiren hondo porque el camino es muy largo y está lleno de pequeñas batallas. Que busquen apoyo entre iguales, familias que estén en su misma situación. Es muy importante el acompañamiento emocional y no está contemplado dentro del sistema de salud.

Las asociaciones de familiares pueden ser un punto de encuentro y conocimiento muy importante. No hace falta tener un diagnóstico para acercarse a una a preguntar. A menudo nos pueden ofrecer información y orientación para resolver nuestras dudas. En las asociaciones podemos conocer a familias con las que compartir nuestras penas.

Y sobretodo, que crean en sus hijos y que no dejen que nadie les ponga límites. La discapacidad y el autismo dan mucho miedo cuando no los conoces. Detrás de esas etiquetas están sus hijos, no van a dejar de ser su tesoro más preciado.

Compartiendo mundo

¿Un niño autista debería ir a un colegio público junto a otros niños sin ningún tipo de trastorno o deberíamos buscar un colegio especializado?

¡Buf! Yo tengo clara cuál debería ser la respuesta, pero no cuál es la respuesta.

El sistema educativo debería responder a la realidad de la diversidad de la vida. Creo enormemente en que la escuela debe ser pública, inclusiva, de calidad y con recursos, pero de momento no es una realidad. No deberían existir dos modalidades de educación. Por tanto, la respuesta debería ser que sus hijos pueden ir a cualquier colegio. Pero la respuesta es que no lo sé. No puedo contestar: depende la zona, del equipo de orientación, del profesorado,… una cosa es cierta, la realidad es tozuda y la mayoría de los peques con TEA cambian de escuela por lo menos una vez y no por un simple cambio de domicilio. Tendrán que buscar aquel colegio que les acoja, sea cual sea.

Imaginemos que invito a tu hijo a una fiesta de cumpleaños, ¿qué cuestiones debería tener en cuenta para que se sienta a gusto?

Lactancia y autismo

Como no te conocemos de nada, tendré que enseñarle fotos de vosotros, del lugar al que vamos a ir, te preguntaré qué vamos a hacer para poder explicárselo con tiempo. Le mostraré con google maps por donde vamos a ir y le explicaré en vueltas de reloj de cocina (1 hora) el tiempo que estaremos fuera. Si haces algún cambio, sería mejor que me lo dijeras cuanto antes. En la fiesta y sobretodo por ser alguien desconocido, necesitaremos un espacio en el que poder descansar del ruido si es necesario. Y tendremos que hablar del menú que vas a poner. Porque tal vez haya demasiadas cosas que no se comerá.

Si una familia acaba de recibir un diagnóstico TEA, ¿dónde puede encontrar información y ayuda?

El primer impacto es terrible y por mucho que hagas y busques la primera caída no te la quita nadie. Las asociaciones de familiares como te decía antes ofrecen ayuda y orientación. Pero a veces no es suficiente. A veces hay que acudir a un psicólogo a que nos acompañe en nuestra recuperación y no pasa nada. Nos tenemos que cuidar siempre y ante el duelo por el diagnostico de un hijo vamos a necesitar toda la ayuda posible.

Please follow and like us:
error

Deja un comentario